Qué es y cómo funciona la Cámara de Compensación de la FIFA

Actualizado: 2 abr



La Clearing House tiene origen en el primer paquete de reforma de octubre del año 2018.


El objetivo de la Cámara de Compensación de la FIFA (FCH) es centralizar, procesar y automatizar los pagos entre clubes, en un primer paso relacionado con recompensas de entrenamiento, se ampliará a las tarifas de los agentes y las tarifas de transferencia en el futuro. Se estima que alrededor400 millones de dólares será distribuida anualmente por la FCH a más de10.000 clubes de formación.


El formato que finalmente se adoptó es una entidad independiente de la FIFA que realizará los pagos en las transferencias internacionales, así como, se encargará de pagar los derechos de formación y mecanismos de solidaridad derivados de esos movimientos.


La Cámara de Compensación es una entidad centralizada que procesa y analiza los pagos, con licencia europea, con sede en Francia y que hace las veces de intermediario entre las partes obligadas en el mundo del fútbol.


El objetivo es convalidar y terminar la transacción asegurando que todas las partes cumplan con la reglamentación vigente, reduciendo el riesgo de los habituales incumplimientos.


Se toma el formato de ser un ente nuevo, original e independiente. La licencia solicitada para su funcionamiento es de origen europeo ya que se cree que es el sistema de regulación más robusto y reconocido, también fuera de la órbita europea.


La entidad, que funciona separada de la FIFA, tiene una juntas supervisora (con tres miembros independientes y 3 de la FIFA) y una junta de gestión con 2 CEOS responsables. Asimismo, tiene órganos de control de riesgo y controles externos e internos.


Tenemos que aclarar que esto no es un banco, ya que la licencia solicitada es solo de proveedor de servicios, PSD2 de Europa, Francia. La entidad opera desde una oficina en Paris a partir de febrero del 2022 y comenzará sus gestiones a mediados del año 2022.

Esta entidad tendrá un socio bancario.


De esta manera la cámara de compensación evaluará el origen de los fondos, las normas de lavado de dinero para luego de ser aprobada la operación ejecutar los correspondientes pagos.


Es así que el ente no solo pagará las futuras transacciones internacionales en el mundo del futbol, sino que, se encarga de analizar el origen de los fondos de esas operaciones.

En caso de algún problema, por ejemplo, la falta de pago del club responsable de los derechos de formación, la Clearing House comunica a la FIFA quien impone sanciones y pide correcciones.


CRONOLOGÍA DEL PROCESO


El análisis del pasaporte electrónico del jugador durará aproximadamente 1 mes y será la FIFA quien realice esa actividad.


Luego se envía a la Cámara de Compensación, que, en su estudio, tardará como máximo tres meses hasta su efectivo pago.


El sistema funciona con la responsabilidad de las Asociaciones miembros de FIFA usando en las transferencias el ITMS y el sistema electrónico doméstico, a su vez estos están integrados a través de la plataforma conect ID de FIFA.


Cuando hay un disparador, por ejemplo, en derechos de formación, se emite una alerta a todas las asociaciones a través del TMS para que informen si algún club miembro tiene derecho a una indemnización, a partir de analizar el pasaporte electrónico del jugador.


Ese pasaporte es emitido por la FIFA en forma automática, para luego poner a disposición de los clubes interesados un período de revisión para los que tienen un interés legítimo. Estos podrán entregar información para modificar datos y dar sus puntos de vistas con la documentación pertinente. Luego es la FIFA quien da una decisión final.


Una vez que la FIFA toma una decisión respecto de una indemnización por formación la comunica a las partes interesadas y da los tiempos suficientes para que dicha medida pueda ser apelada.


Luego de ese tiempo la medida queda firme y vinculante.


Es decir, una de las modificaciones centrales al sistema es que en la actualidad el club formador deberá enterarse que le corresponde ese derecho y luego realizar un trámite vía TMS para el caso que el club obligado no pague dicha indemnización.


La brecha actual entre lo realmente pagado y los derechos que tienen los clubes formadores es de alrededor de una quinta parte según cálculos de la FIFA.


En el nuevo sistema todo esto será automático a través de la FIFA.


El objetivo central de la reforma es que el dinero que hoy no está llegando, y que es la mayoría, a los clubes formadores, puedan ser usufructuados por dichos clubes, para mejorar la infraestructura de base del fútbol.


Se estima que aumentará hasta cuatro veces el dinero repartido a los clubes formadores en relación al sistema actual.


El club obligado al pago lo hará no a los clubes beneficiarios, si no a la Cámara de Compensación, quien una vez chequeado todo el protocolo, emitirá los pagos.


La FIFA calculará los importes de las compensaciones por formación y se los comunicará a la Cámara de Compensación de la FIFA para que se ejecuten los pagos. La Cámara de Compensación de la FIFA actuará como una entidad de contrapartida central en estos pagos, y se encargará de realizar todos los controles necesarios. Concretamente, garantizará que el dinero pagado por el nuevo club se distribuya correctamente a los clubes formadores utilizando un sistema global de pasaportes deportivos electrónicos de los jugadores y conforme a las normas financieras nacionales e internacionales; incluidas las leyes aplicables contra el blanqueo de dinero y los controles a los países sancionados. Cuando esté plenamente operativa, se calcula que a través de la Cámara de Compensación de la FIFA se pagarán en torno a 400 millones de dólares USD al año, lo cual abarcará más de 14.000 operaciones en más de 120 países y con 15 monedas diferentes.

138 visualizaciones0 comentarios