El Fair Play financiero que dejó afuera del Barcelona a Messi

El Fair Play (Juego limpio) financiero busca mejorar la salud financiera del fútbol europeo de clubes.

- Foto: Twitter @Espana_Goleador


Los clubes pueden gastar hasta cinco millones de euros más de lo que ingresan por un periodo de evaluación (tres años). Sin embargo, pueden exceder este nivel hasta un cierto límite siempre que esté cubierto por una contribución o pago directo del propietario del club o de una parte relacionada. Esto evita el crecimiento de una deuda no sostenible.


Los límites son:


• 45 millones de euros para los periodos 2013/14 y 2014/15

• 30 millones de euros para 2015/16, 2016/17 y 2017/18


Con el fin de promover la inversión en los estadios, campos de entrenamiento y desarrollo del fútbol juvenil y fútbol femenino (desde 2015) todos estos gastos quedan excluidos del cálculo del punto de equilibrio.

El no cumplimiento de las normas no implica que el club sea excluido de forma automática. En función de varios factores (ej. la tendencia del resultado del punto de equilibrio) se impondrán diferentes medidas disciplinarias sobre el club en cuestión.

Aquí hay una lista de las medidas:


a) Advertencia

b) Amonestación

c) Multa

d) Deducción de puntos

e) Retención de los ingresos obtenidos en competiciones UEFA

f) Prohibición de registrar a nuevos jugadores en competiciones UEFA

g) Restricción del número de jugadores que el club puede registrar para participar en competiciones UEFA, incluyendo un límite en el gasto global de los salarios de los jugadores registrados en la lista A de las competiciones de clubes de la UEFA

h) Descalificación de las competiciones en curso y/o de futuras competiciones

i) Retirada del título o premio


El sistema de licencias de clubes de la UEFA fue introducido en la temporada 2003/04. Desde entonces, 53 clubes en 57 ocasiones, que se habían clasificado deportivamente para la UEFA Champions League o la UEFA Europa League no fueron admitidos porque no cumplían con los requisitos para obtener una licencia. El juego limpio financiero se añadió a los requisitos de licencias en 2011. Desde entonces se le ha negado el acceso a seis clubes a competiciones UEFA por no pagar a sus jugadores o por no pagar traspasos a otros clubes, y un club ha sido excluido de competiciones UEFA al no cumplir con los requisitos del punto de equilibrio.


El Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó de forma unánime el concepto de Fair Play Financiero en septiembre de 2009 y sus principales objetivos son:


• Introducir una mayor disciplina y racionalidad en las finanzas de los clubes de fútbol • Disminuir la presión sobre los salarios y las transferencias y limitar el efecto inflacionario • Alentar a los clubes para competir con sus ingresos • Fomentar las inversiones a largo plazo en el sector de la juventud y la infraestructura • Proteger la viabilidad a largo plazo del fútbol europeo • Garantizar que los clubes resuelven sus pasivos de forma oportuna

Estos objetivos aprobados reflejan la opinión de que la UEFA tiene la obligación de considerar el medio ambiente sistémico del fútbol europeo de clubes en el que compiten los clubes individuales, y, en particular, el amplio impacto inflacionario del gasto de los clubes en sueldos y tasas de transferencia.


Bajo este concepto, los clubes no pueden gastar varias veces más que los ingresos generados y estarán obligados a cumplir en sus transferencias y pagos a los empleados en todo momento. Por su parte, los clubes de alto riesgo que fallen en ciertos puntos serán requeridos para que proporcionen sus presupuestos detallando sus planes estratégicos.


El juego limpio financiero implica una evaluación de varios años, lo que permite la formación de una visión a largo plazo en el contexto más amplio del fútbol europeo. Los clubes irán más allá del actual criterio del sistema de concesión de licencias de la UEFA, que está diseñado principalmente para permitir una evaluación de la situación financiera de un club a corto plazo.


El Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB, siglas en inglés) tiene el trabajo de supervisar la aplicación del Reglamento del Juego Limpio Financiero y Licencias de Clubes de la UEFA.


El CFCB es un Órgano de Administración de Justicia e impone medidas disciplinarias en el caso de que no se cumplan los requisitos establecidos en el Reglamento del Juego Limpio Financiero y Licencias de Clubes de la UEFA. Sus decisiones finales solo se pueden apelar ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de Lausana. Es importante subrayar que el CFCB es competente para determinar si los que dan las licencias (federaciones nacionales o sus ligas afiliadas) y los que las solicitan/licenciatarios (clubes) han cumplido los criterios o los requisitos de juego limpio financiero y decidir en qué casos un club puede o no disputar competiciones de clubes de la UEFA.

El CFCB se compone de una Cámara Primera y una Cámara de Apelación, ambas dirigidas por un presidente e independientes entre sí.


La Cámara Primera tiene jurisdicción para:

- Determinar si los otorgantes de licencias han cumplido con sus obligaciones definidas en el Reglamento de Licencias de Clubes y Juego Limpio Financiero de la UEFA;

- Determinar si los clubes cumplen con los criterios de concesión de licencias;

- Determinar si los clubes cumplen con los requisitos del juego limpio financiero;

- Decidir sobre los casos relacionados con la elegibilidad de los clubes para las competiciones de la UEFA;

- Decidir sobre las solicitudes de los clubes de las excepciones a la regla de los tres años; y

- Entrar en acuerdos voluntarios con los clubes.


En caso de que los acusados incumplan sus obligaciones definidas en el Reglamento de Licencias de Clubes y Juego Limpio Financiero de la UEFA, la Cámara Primera puede llegar a acuerdos de conciliación o imponer medidas disciplinarias definidas exhaustivamente en las normas de procedimiento que rigen la CFCB.


La Cámara Primera toma sus decisiones en presencia de al menos tres miembros que hayan asistido a las deliberaciones, y por mayoría simple.


La Cámara de Apelaciones del Comité de Control Financiero de los Clubes se encarga de los recursos contra las decisiones de la Cámara Primera del CFCB.


La Cámara de Apelación está formada por el presidente, que encabeza la Cámara de Apelación, y por al menos otros tres miembros, entre ellos un vicepresidente.


La Cámara de Apelación toma sus decisiones finales en presencia de al menos tres de sus miembros, que han asistido a las deliberaciones, y por mayoría simple. La Cámara de Apelación puede tomar las siguientes decisiones finales: desestimar el caso, confirmar, modificar o anular la decisión de la Cámara Primera, aceptar o rechazar la admisión del club a la competición de clubes de la UEFA; imponer medidas disciplinarias.


El solicitante de la licencia debe probar que al 31 de marzo anterior a la temporada de licencias no tiene deudas vencidas con otros clubes de fútbol como resultado de transferencias realizadas antes del 31 de diciembre anterior, o deudas con sus empleados, o con las autoridades sociales o tributarias.


LA SANCIÓN AL MANCHESTER CITY


El Fair Play financiero ya generó sanciones en varios clubes. El caso más importante fue con el Manchester City, al que en 2020 el Comité de Control Financiero de la UEFA sancionó por haber sobrepasado el límite financiero entre 2012 y 2016 con una multa de 30 millones de euros y lo sacó de competencias europeas por dos años.


El Manchester City llevó este caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), órgano de apelación en este tipo de resoluciones y logró que se le levante la sanción y se le reduzca la multa significativamente.


Las deudas del Barcelona que impiden su nueva contratación


Según indicó el presidente del FCB, se estimaban pérdidas por alrededor de 200 millones, que terminarán siendo de 487 millones de euros.


Los manejos financieros del club han hecho que la masa salarial represente un 110% respecto a los ingresos. “No tenemos margen salarial, las normas de LaLiga pasan por un Fair Play financiero que marca unas limitaciones”, explicó Laporta.


Con Messi afuera del club el porcentaje de la masa salarial respecto al presupuesto baja del 110% al 95%.


Sin embargo, parte de la dirigencia del club duda, en realidad, que hubiese voluntad de negociar por Messi ya que se podrían haber hecho muchas cosas que no se hicieron, e incluso se ha puesto en tela de juicio si la actual dirigencia tenía experiencia en manejar empresas en crisis.

105 visualizaciones0 comentarios